«Las elecciones en el Fútbol guatemalteco»

Por Francisco Aguilar | Periodista deportivo

El deporte guatemalteco tiene un sistema electoral que no toma en cuenta la opinión de los atletas para elegir a sus autoridades deportivas. Lo hace a un nivel primario porque ellos son los que votan por sus representantes en las Asociaciones Departamentales, pero como hemos visto y probado desde hace más de 25 años, es un sistema fallido. Con la suspensión del fútbol nacional de toda participación internacional y la presencia tutelar de la FIFA, pensamos que algo cambiaría, sin embargo nos dimos de nariz contra el vidrio, nos estrellaron otra vez la puerta en la cara, porque nuevamente vemos que la participación del jugador, en el caso del fútbol que además es la elección más “democrática” de todas, es simplemente una ilusión.  Si bien le va a los atletas, tienen una participación del 5% en el padrón electoral, no más allá de eso. Algunos directivos hasta se dan el tupé de afirmar que ellos son los que manejan el fútbol y quienes tienen derecho a escoger. Cuándo entrará en nuestra conciencia la claridad, que el deporte es para y por los atletas, de nadie más, ellos son la razón de cada una de las disciplinas deportivas, por ello son quienes deberían de tener la mayor representatividad del voto electoral, como lo es por ejemplo en España, donde son más del 50% del voto.

La muestra de este botón que se elegirá en menos de un mes, es que únicamente existe una sola planilla para el próximo proceso eleccionario del fútbol. Qué calidad de inclusión, de proceso democrático o de calidad participativa existe cuando solo hay un candidato. Lo que nos dejaron es un mamarracho que aunque proporcione la participación a grupos de poder que posean poderío económico y logístico, dejan totalmente de lado a quienes deberían expresar al menos su disidencia sobre lo que sucede alrededor de las canchas y la administración general de nuestro fútbol, que oprime básicamente al jugador y no respeta sus derechos, a pesar de los esfuerzos porque las decisiones tomen en consideración al jugador como fuente principal de este deporte. Claro que habría que reformar la manera de escoger a las planillas que puedan participar para hacerlo de una manera más incluyente y no excluyente como lo es ahora.

Nuestra propuesta, porque la hemos hecho desde hace más de 20 años es que el atleta, en esta y todas las federaciones tenga por lo menos entre el 50 y el 60% del voto electoral. Como se podría hacer esto en el fútbol, con un voto electoral que tome en cuenta a todos los equipos federados (Mayor, Primera, Segunda, Tercera) de fútbol 11 de hombres y mujeres, a los de Liga Mayor de Futsala y Fut playa. Para ser más concretos: cada equipo de fútbol tendría un voto de un dirigente y del jugador designado por sus compañeros. Los votos de los equipos de Liga Mayor de fútbol 11, votarían además las 22 Asociaciones Departamentales, la Asociación de Entrenadores, la de Árbitros y la de Jugadores.

En el caso de nuestra votación específica, nos parece una mejor opción por Colegios Electorales, independientemente de cuántos equipos haya en el fútbol nacional y en cada especialidad, la cantidad de votos electorales sería la siguiente:

  • Votos de Futbolistas: Liga Mayor de Hombres y Mujeres (15%) y luego cada representante de cada uno de los equipos de Primera (10%, Hombres y Mujeres), Segunda (10%), Tercera División (5%), Futsala (5%), Futplaya (5%). Total de Colegio Electoral (50%)
  • Votos de Dirigentes Equipos Liga Mayor Fútbol Masculino (15%)
  • Votos de Dirigentes de todos los demás equipos de Fútbol 11 Masculino y Femenino, Futsala y
    Fut Playa (15%)
  • Votos de las 22 Asociaciones Departamentales (5%)
  • Voto de la Asociación de Entrenadores: 5% (escogidos por su asamblea)
  • Votos de la Asociación de Arbitros: 5% (escogidos por su asamblea)
  • Votos de la Asociación de Jugadores: 5% (escogidos por su asamblea)

Proporciona un total del 100% del voto electoral, de una forma democrática, incluyente y que asegura la participación del 55% del voto de manera directa de los futbolistas, 35% para los dirigentes, por lo que no se les excluye para nada.

Claro que soñar no cuesta nada, parece una utopía total porque la misma FIFA no incluye los votos de los futbolistas en la escogencia de las autoridades, pero es posible hacerlo en las elecciones nacionales, tal y como ya es una realidad en naciones desarrolladas como España.
Esto puede hacerse porque no podemos permitir que se siga navegando con las banderas de la impunidad y el continuismo en contra del desarrollo del fútbol nacional. Que se permita que el futbolista elija su destino, si se equivocan que sean ellos los que cometan el error y no otros en nombre de ellos.

 


Los artículos compartidos por nuestros invitados reflejan su posición personal, y en ningún momento reflejan la opinión ni filosofía de SIFUPGUA ni de los administradores de este sitio web.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.